Parfait de avena y chía

Buenos días, tomad nota que el desayuno de hoy lo vais a preparar mucho, ya veréis!

¿Que por qué motivo? Por todos estos:

1. No hay que cocinar
2. Conlleva una preparación de 5 minutos
3. Es perfecto para los días calurosos como los de ahora
4. Mientras te lo tomas, sientes que le estás haciendo un favor a tu cuerpo, que te estás nutriendo y te sientes saludable👌🏻👌🏻🍃
5. Está riquísimo.

image

Dos superalimentemos conforman la base de este desayuno: la avena y las semillas de Chía.

La avena es uno de los mejores alimentos para el desayuno. A pesar de ser un carbohidrato, es rico en proteína y fibra. Mejora la digestión, es muy saciante, evita el estreñimiento y es depurativo.
La avena es un carbohidrato complejo, lo que quiere decir que se descompone en glucosa más lentamente que los carbohidratos simples y por lo tanto proporcionan energía de forma progresiva durante varias horas, además de no provocar los temidos picos de insulina.

Por otro lado, las semillas de chía contienen muchas propiedades: ricas en fibra, potasio, calcio, proteínas, antioxidantes, omega3. Debido a su gran efecto saciante, ayudan a controlar los antojos y por tanto ayudan en la pérdida de peso, tienen propiedades depurativas, aportan energía…De venta en herbolarios.

image

Vamos con la receta:

3 cdas de copos de avena
1/2 vaso de agua
2/3 vaso de leche desnatada o vegetal (avena, almendra, soja…)
Endulzante al gusto
1cdta de canela
2 cdas de semillas de Chía
1 ó 2 cdas de cacao en polvo desgrasado sin azúcar (marca Bodygenius, Valor, Iswari…)
Opcional: añadir 1 scoop (30gr) de PW vainilla o similar.

Ponemos en frasco que tenga tapa la avena, la chía, leche y agua, y lo removemos. Tapamos y llevamos al frigorífico durante al menos dos horas. Si vais a tomarlo en el desayuno, mejor que repose toda la noche. Durante este tiempo irá espesando, y las semillas podrán haber aumentado hasta 4 veces su tamaño, quedando como resultado una mezcla viscosa.
Es el momento de probar y añadir el endulzante al gusto (miel, edulcorante, stevia…) y la canela.
Removemos bien de nuevo. En este momento también se puede añadir de forma opcional un scoop de proteína Whey para sumarle un extra de proteína. Si no se le pone, está igualmente rico, y no hace falta sustituir por ningún otro ingrediente.

Dividimos la mezcla. A una parte le agregaremos una cucharada de cacao en polvo, y algo más de endulzante, ya que el cacao suele amargar.

Ya lo tenemos listo para tomar!

Echamos la mezcla de choco en un bote, y después la normal.
Podemos añadir fruta, frutos secos, alguna salsa como mermelada o chocolate…
En este caso kiwi y frambuesas naturales 😍

Metemos la cuchara, tomamos fresquito y llenamos las reservas de energía para toda la mañana💪🏻💪🏻😍

image



2 Comentarios sobre “Parfait de avena y chía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *