Falafel de garbanzos y brócoli

El Falafel es una preparación similar a una albóndiga o croqueta, pero elaborado con una base de garbanzos, lentejas o judías. Es originaria de la zona de Oriente Medio, aunque actualmente se consume en casi todo el mundo, especialmente por los vegetarianos y veganos.

La receta original lleva una base de legumbres, perejil, cilantro, especias y harina de garbanzo. Además, una vez preparados, se fríen en abundante aceite.

Para evitar la harina y hacerlos más ligeros, nosotras hemos añadido brócoli y los hemos preparado al horno ^^

Ingredientes:

– 200 gramos de garbanzos cocidos
– 120 gr de brócoli hervido
– 1 cebolla mediana
– 2 dientes de ajo
– 1 cucharada de postre de comino molido
– Perejil fresco
– Cilantro fresco
– Sal

1. Lavar y escurrir bien los garbanzos.
2. Pelar y picar bien la cebolla y el ajo.
3. Lavar y picar el perejil y el cilantro.
4. Poner en una procesadora los garbanzos junto con el brócoli, el ajo, la cebolla, el perejil y el cilantro, hasta que queden todos los ingredientes bien picados, y los garbanzos queden todos casi triturados.
5. Verter la mezcla en un recipiente y añadir el comino y sal marina al gusto. Mezclar bien con las manos.
6. Dar forma a la masa, usando las manos para ir creando unos círculos no muy grandes, para que se hagan rápido en el horno. También se les puede dar forma de bolitas.
7. Si la masa queda muy húmeda se le puede agregar un poco de harina de garbanzos o harina integral.
8. Poner sobre una bandeja de horno una base anti adherente como la lámina para horno de Kit Nature. Nosotras solemos usar esta base ya quede puede usar multitud de veces con lo que es más ecológico que las de usar y tirar, y al final sale más económico. Colocar el falafel sobre la lámina para horno, no necesita aceite ya que no se pega nada.
Opcionalmente podéis pintar los falafel con un poquito de aceite de oliva o aceite de coco.


9. Hornear a 180º grados C unos 15 minutos, hasta que se vean doraditos por fuera y se hagan bien por dentro.

Los falafel se suelen consumir en un wrap con pan de pita, en ensalada, o directamente en un plato con un poco de salsa.

¿Cómo los vas a probar tu? 😉



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *