Aritos de manzana tempurizada

El conocido refrán “An apple a day keeps the doctor away” (una manzana al día te mantiene alejado del médico), tiene sus razones de peso, ya que se ha demostrado que las manzanas son muy beneficiosas para la salud.

La manzana es una fruta con pocas calorías y azúcares, y se transporta fácilmente, y por eso es un snack sano y perfecto para comer en cualquier parte ya sea entre horas, en el almuerzo o merienda, para tomar en el campo, en la universidad, en la calle o la oficina.

Además de que es una fruta fácil de llevar a cualquier lado, está rica, es saciante, tiene mucha agua y también ayuda a hidratarnos.

¿Por qué comer una manzana al día?

  • Es antioxidante, gracias a la vitamina E.
  • Es alta en fibra tanto soluble como insoluble. Según cómo se tome, ayuda con el estreñimiento (si se toma con piel y cruda) o con la diarrea (si se toma asada o cocida y sin piel).
  • Es diurética y ayuda a reducir la acumulación de líquidos.
  • Ayuda a reducir la presión arterial por su alto contenido en potasio.
  • Tiene pocas calorías, y ayuda a mantener la línea y saciarnos entre horas.

Además de llevárnosla en el bolso y comérnosla entre horas, la manzana también puede ser el ingrediente principal de recetas para postres deliciosos.

Aprovechando que nos han llegado unas manzanas preciosas a casa, vamos a preparar algunas recetas con ellas. Se trata de las manzanas Crimson Snow, la manzana de moda, la que se lleva. Y no nos extraña, sólo con ver ese color rojo brillante carmesí entran por los ojos, pero es que su sabor es único, un mix perfecto de dulzura y acidez, y una textura crujiente con una pulpa clara y jugosa por dentro. Podéis ver su web aquí http://www.laqueselleva.com

Hoy vamos preparar una receta muy fácil y rápida con las manzanas Crimson Snow, que no nos quitará mucho tiempo, y con la que podremos disfrutar de un postre delicioso sin dejar de cuidarnos.

Y como no podría ser de otra manera, se trata de una receta saludable, sin azúcar refinado, rica y sencilla. Sabéis que nos encanta comer, y no privarnos de estos placeres, y de ahí nuestro empeño en crear recetas que nos quiten los antojos y nos permitan disfrutar. Vamos con la receta.

Aritos de manzana tempurizada

INGREDIENTES

1 manzana Crimson Snow

40 g de harina de avena u otra integral (también sirven copos de avena triturados)

2 claras de huevo
Endulzante granulado o líquido (ver nota en el procedimiento)

1 cda sopera de canela

PROCEDIMIENTO

Precalentamos el horno a 180ºC.

Comenzamos lavando las manzanas y sacándoles el corazón con un descorazonador de manzanas. Podemos pelar las manzanas o dejarles la piel.

Cortamos las manzanas en rodajas de aproximadamente medio centímetro (No cortar demasiado finas o se romperán).

Mezclamos la harina con la canela en un bowl. También podéis añadir cacao en polvo si os gusta.

En otro bowl colocamos las claras de huevo.

Sobre el endulzante; podemos utilizar algún enduzante granulado como azúcar de coco, panela o stevia en polvo que lo añadiremos a la mezcla de la harina y la canela, o podemos utilizar también edulcorante líquido como sacarina líquida o stevia líquida, que en este caso, lo añadiremos a las claras de huevo. La cantidad de endulzante, ya sea granulado o líquido será al gusto, dependiendo de cómo nos gusten las recetas de dulce. Tened en cuenta que la manzana ya aporta dulzor.

Una vez tenemos la manzana a rodajas, la pasamos por la mezcla de harina y canela, la manzana estará naturalmente húmeda como para que se le pegue la harina y después por las claras de huevo. Volvemos a pasarlas otra vez por la harina y finalizamos con una segunda capa de clara de huevo.

Horneamos 10 ó 12 minutos a 170ºC, sacamos y listo.

Recomendamos tomarla recién hecha y calentita. También podéis servirla con mantequilla de cacahuete natural o salsa de chocolate.

Para la salsa de chocolate sólo necesitamos cacao puro en polvo sin azúcar que lo mezclaremos con muy muy poquita agua o leche, y un poquito de endulzante al gusto.

Esperamos que os guste esta receta, y os animéis a probarla, está riquísima.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *