GALLETAS DIGESTIVE DE AVENA

Las galletas que nos encantan a todos, en su versión más saludable

  • 90 gr de copos de avena suaves
  • 120 gr. de harina de espelta o trigo integral
  • 100 gr de mantequilla frutos secos, nosotras hemos usado mantequilla de anacardos crunchy 
  • 110 ml de leche desnatada o vegetal 
  • 1 cdta de levadura o polvo de hornear 
  • Endulzante al gusto ( stevia, xilytol, miel… nosotras hemos usado 20 ml de sacarina líquida) 

 

1.- En un bol ponemos la leche y la mantequilla de anacardos. Intégranos todo bien.

2.- Agregamos la la harina integral,la avena, la sal, y el endulzante. Mezclamos muy bien hasta conseguir una masa uniforme.

3.- Amasamos unos minutos con las manos y compactamos hasta formar una bola. 

Es una masa quebradiza. Si fuera necesario añadimos una cucharada de leche más para conseguir que la masa se compacte.

4.- Guardamos la masa en la nevera unos 10 minutos. 

5.- Sacamos la masa de la nevera y extendemos con un rodillo sobre una superficie de trabajo enharinada. Hay que hacerlo poco a poco para que no se rompa.

6.- Hacemos las galletas utilizando un cortador de pasta. También os sirve un vaso, la tapa de algún tarro (como hemos hecho nosotras), o simplemente hacer bolitas y aplastarlas con las manos.

Podéis usar un estampador de letras para poner la palabra Digestive, o dejarlas tal cual. 

7.- Poner en una bandeja de horno, papel encerado u otra superficie antiadherente. Para pasar las galleta a la bandeja de horno, debemos utilizar una espátula de silicona, ya que la masa se pega, y así evitamos que se deformen al intentar despegarlas de la mesa.

8.- Con el horno previamente caliente a 180ºC con calor arriba y abajo, sin ventilador, horneamos las galletas durante unos 12-15 minutos. Retiramos las galletas de la bandeja y las dejamos enfriar sobre una rejilla.