NO TE PIERDAS ESTAS COOKIES SALUDABLES  DE AVENA CON CHIPS DE CHOCOLATE

Seguro que todos conocéis las típicas Cookies con chips de chocolate, esas Cookies tan American Style de las películas, y que ahora venden en cajitas en cualquier supermercado. Doraditas y crujientes por fuera, tiernas por dentro…. Ñam! Se le hace uno la boca agua ¿verdad?

El problema de esas galletas es que normalmente llevan un montón de azúcar y grasa saturada, y eso, hace que se aleje bastante de nuestro estilo de alimentación.

Así que, hemos creado unas  Cookies saludables, absolutamente deliciosas e irresistibles. Para ello, hemos utilizados productos 100% naturales.

 

Receta Cookies saludables

1 taza de copos de avena (80gr)
1 taza de harina de avena (100gr)
1 cdta de bicarbonato (o de polvo de hornear o gasificante de respostería)
1 taza de mantequilla de almendras u otro fruto seco (200 gr) ( Si no tenéis se podría cambiar por mantequilla)
80gr de azúcar integral, nosotras hemos puesto 40 gr de azúcar moreno integral y 40 gr de azúcar de coco
1 cdta de sal
1 cdta de vanilla o 3 gotitas de aroma de vainilla
2 huevos
Chips de chocolate puro
40- 50 gr de nueces picaditas

 

Cómo hacer cookies sanas

  1. Precalentar el horno a 180° C
  2. En un bol mezclar bien la mantequilla con el azúcar y los huevos.
  3. Añadir el aroma de vainilla, la sal, el bicarbonato y la canela.
  4. Incorporar la harina de avena tamizada, copos, nueces y por último los chips.
  5. Con las manos humedecidas en agua hacer pequeños circulitos de masa en la bandeja guardando la distancia para que puedan crecer
  6. Hornear de 8 a 10 minutos (depende siempre del tamaño)
  7. Secar en una rejilla de horno.

 

Podéis sustituir la harina de avena por harina de trigo, de espelta, harina sin gluten…

El azúcar también podéis sustituirlo por xylitol, panela… recomendamos un endulzante granulado para que queden más crujiente. Tened en cuenta que la cantidad puede variar y que si elegís otro endulzante (miel, dátiles…) pueden no quedar crujientes. El azúcar al calentarse y luego enfriarse queda como un caramelo, eso es lo que hace que queden crujientes las galletas.

Se puede congelar la masa en papel de aluminio hasta 3 meses. Se hace un rollito y antes de hornear se corta con un cuchillo en rodajas.

Podéis guardarlas en un bote hermético.

¡A la cocina todo el mundo!