El verano nos da la oportunidad abrir la mente y crear recetas refrescantes y sabrosas que nos hagan más fácil la tarea de comer sano y variado en verano. Ya sabéis que nuestro lema es “no aburrirnos” de llevar una dieta equilibrada, y con esta receta, volvemos a demostrar, que ¡sí es posible!

image2

 

Ingredientes por persona

1 berenjena mediana

120 gr de pollo mechado

1/4 de pimiento verde

1 tomate pequeño

Vinagre

Aceite

Sal del Himalaya

 

Procedimiento

 

1. Lo primero  es lavar bien la piel de la berenjena y cortarla en rodajas no muy finas. Para evitar que amarguen les ponemos bastante sal y las dejamos reposar unos 20 minutos más o menos. De esa manera, soltarán el líquido  que contienen y el sabor al cocinarlas no será amargo .
Pasado ese tiempo, lavamos las berenjenas con agua fría y ya están listas para cocinar.

2. Ponemos una sartén al fuego y cocinamos las rodajas de berenjena a fuego medio, unos 3 minutos por cada lado. Si la sartén es buena y no está estropeada, no se pegan, se pueden hacer sin gota de aceite. Quedan blanditas y sabrosas, sólo hace falta un poco de paciencia.

Retiramos y dejamos enfriar.

También las podeis cocinar al horno, dándoles una vuelta a mitad de cocción. Unos 10-15 minutos a 175 grados C.

3. Por otro lado preparamos el relleno. Mezclamos en un recipiente el pimiento y el tomate cortados en juliana (trocitos pequeños), lo mezclamos con el pollo mechado y lo aliñamos todo con sal del Himalaya, un chorrito de aceite virgen extra y un buen chorro de vinagre. Nosotras hemos usado vinagre de manzana balsámico que está buenísimo!

4. Y luego es tan simple como montar en pastel, poniendo un rodaja de berenjena, un poco de relleno, una rodaja de berenjena…y así sucesivamente.

Como veis, otra receta llamativa, fácil y deliciosa 😀

image1-12

Si queréis saber cómo preparar pollo mechado de manera fácil, podes ver nuestra videoreceta de Youtube aquí