Teníamos muchas ganas de hacer estos crêpes tan coloridos. ¿os acordais de nuestros famosos crêpes Popeye? Son unos Crêpes buenísimos hechos con espinacas, quedando de un color verde muy vistoso. Pues atención a esta nueva versión de crêpes rositas, que no solo son bonitos, sino que tienen un sabor increíble con su toque dulce gracias a la remolacha.

Para hacer estos crêpes de remolacha, necesitamos pocos ingredientes y son fáciles de encontrar. Lo que sí que es más importante es tener una buena sartén, antiadherente que no se pegue. Y si quieres que los crêpes queden grandes y finitos, elige una sartén de diámetro grande.

Nosotras aprovechamos hace unas semanas una venta privada de artículos de cocina de Zalando Privé, donde tenían menajes a muy buen precio, y compramos una sartén de 28 cm de diámetro, que es una maravilla. La pena es que ya no está a la venta, ya que las campañas en esa Zalando Privé duran 3 días, pero os recomendamos estar al tanto ya que salen ofertas súper buenas de productos top a precios especialemnte bajos y si te suscribes a la web, te informan por correo electrónico de las ofertas del momento.

Ingredientes

90 g remolacha cocida

50 ml leche o bebida vegetal

40 g harina de avena fina u otra harina fina.

2 huevos

Pizca sal

Procedimiento

Tritura la remolacha con la leche. Bate los huevos, añade la harina, la sal y la remolacha triturada.

Calienta la sartén crepera, pon unas gotitas de aceite y restriega para que quede toda engrasada.

Vierte un tercio de la mezcla en el centro, y mueve la sartén rápidamente hacia los lados para expandir la mezcla y formar el crêpe.

Calienta a fuego medio dos o tres minutos, hasta que sea posible despegar los bordes con una espátula y voltearlo para que se haga por ambos lados.

Repite la operación con el resto de la mezcla.

Puedes rellenar con lo que quieras: verduras, ensalada, carne picada… nosotras hemos puesto una capa generosa de hummus, unos canónigos y queso fresco.

Están súper buenos y recuerda… comemos por los ojos, no dirás que no son apetecibles ¿verdad?

Te dejamos otras ideas de crêpes, esta vez dulces, como nuestros clásicos y ligeros crêpes de avena o este divertido sushi de plátano y chocolate hecho con crêpes.