Tarta de queso light sin horno

Qué bien vienen estos semanas con tantos días festivos o algunos afortunados hasta hacen puente. Esto tendría que establecerse mínimo una vez al mes, a qué sí? 😜

Para los que nos quedamos en casa, qué mejor que preparar un delicioso postre para esta tarde, o para esa cena con amigos que tenemos planeada.

Es una versión saludable de la clásica tarta de queso fría, evitando mantequillas, azúcar, natas… y demás ingredientes que boicotean nuestra línea. Un postre fresquito y ligero, pero sabroso, y que entre dentro de nuestro estilo de alimentación healthy.

fullsizerender-8

INGREDIENTES (para una tarta de 18-20 cm)

Para la base

50 g de galletas integrales sin azúcar (nosotras hemos usado nuestras galletas de jengibre)
2 cdas soperas rasas de mantequilla de cacahuete natural

Para el relleno

200 g de Queso crema de untar bajo en grasa

125 g de yogurt natural 0% materia grasa

Edulcorante al gusto

7 g de gelatina en polvo disuelta en 2 cucharada de agua caliente

Para la capa de frutos rojos 

70 gr de fresas

30 gr de frambuesas

100 ml de agua

4-5 gr de gelatina

fullsizerender-6

PROCEDIMIENTO

Triturar las galletas y mezclarlas con la mantequilla de cacahuete a temperatura ambiente. Mezclar con las manos hasta que esté bien integrado. Colocar presionando sobre la base de un molde y estirar con cuidado con una cuchara sopera. Dejar reposar en la nevera mientras preparamos el relleno.

Batir el queso crema con el yogur. Añadir sacarina al gusto y la gelatina. Cuando esté todo bien integrado, y quede como una crema, probar la mezcla y rectificar de dulce. Lo mejor es empezar con poquito (una cucharada de postre), y añadir más si fuera necesario, si nos pasamos no quedará rico.

Colocar la mezcla sobre la base de galleta, y volver a reservar en la nevera.

En un cazo pequeño, poner las fresas lavadas y cortadas, las frambuesas y el agua. Cocer, a fuego medio, removiendo de vez en cuando con una espátula de silicona o una cuchara de madera, hasta que quede como una mermelada. Retirar del fuego y agregar la gelatina hasta que se disuelva bien.

Triturar la mezcla, para que no tenga grumos, y añadir endulzante si se desea más dulce.

Sacar la tarta de la nevera, poner la mezcla de frutos rojos y refrigerar de nuevo, unas 2-3 h, hasta que haya cuajado.

Se puede utilizar otro endulzante en lugar de sacarina líquida, pero hay que tener en cuenta que puede variar el sabor (stevia) o hacer la receta más calórica (miel)

fullsizerender-7



3 thoughts on “Tarta de queso light sin horno”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *