Tarta de calabaza con base de frutos secos

Para esos días en los que tienes algo que celebrar, recibes invitados, o simplemente para esos momentos en los te comerías una tarta del tamaño de un barco, aquí os dejamos la receta de una tarta sencillamente espectacular. Una base firme chocolateada y otra parte dulce y blandita que te hará más que feliz.

Id poniéndoos el delantal, que empezamos.

Tarta de calabaza con base de frutos secos

Ingredientes
200 g de frutos secos variados al natural
80 g de harina de avena
30 g de cacao en polvo sin azúcar
75 ml de miel
2 cucharadas soperas de leche o bebida vegetal

Para el relleno

500 g de calabaza cocinada al vapor/horno
80 ml leche o bebida vegetal
100 g de mantequilla de cacahuete sin azúcar
5 láminas de gelatina 
1 cda de postre de edulcorante líquido (o vuestro endulzante favorito)

Procedimiento

En una batidora potente, introducimos los frutos secos y le damos unos cuantos golpes de triturado, hasta que queden picados, pero no deshechos. Nosotras hemos usado la batidora Vitamix PRO750 (recordad que tenemos un código de descuento para comprarla en la web Conasi Cocina: CNS-FITHS , y os aseguramos que puede con todo). Añadimos ahora la harina de avena (si no teneis basta con triturar previamente unos copos de avena y obtendremos la harina), el cacao en polvo, la miel y la leche. Trituramos de nuevo hasta que la mezcla quede en forma de pegotes grandes.

Engrasamos un molde con aceite de coco u oliva y aplastamos esta mezcla en la base, ayudándonos del dorso de una cuchara para dejarla uniforme (como la típica base de galleta de toda la vida). Nosotras hemos usado uno de 10 cm de diámetro. Si usais uno más grande tened en cuenta de que la tarta quedará más bajita, aunque igual de rica. Reservamos en el frigo.

Para el relleno, hidratamos las láminas de gelatina en agua fría. Por otro lado, trituramos la calabaza con la mantequilla de cacahuete. Si usais calabaza asada, con 4 láminas de gelatina será suficiente. En cambio, la calabaza al vapor o hervida absorbe mucha más agua, y por eso necesitamos 5 láminas. Pasados 5 minutos, cuando las láminas de gelatina ya estén hidratadas, calentamos la leche 30 segundos al microondas, escurrimos las láminas y las mezclamos con la leche caliente. Removemos bien hasta disolver y lo añadimos al vaso de la batidora. Si os gusta dulce, añadid una cucharadita de edulcorante líquido o lo que uséis para endulzar (miel, stevia, panela…). Trituramos todo, vertemos sobre la base que teníamos en la nevera, y dejamos enfriar durante 5 horas o toda la noche.

Podemos decorar con semillas de calabaza y Voilà!! Tarta riquísima, saludable y sin azúcares refinados.

Aquí tenemos unas cuantas raciones, a quien le apetezca un trocito, estáis invitados!!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *