5 opciones “Fast Good”

Cambia el “Fast Food” por el “Fast Good”

Seguro que todos estamos de acuerdo en que la comida natural es mejor que los productos procesados, pero con el ritmo de vida que llevamos a veces se hace complicado comer bien (o eso pensamos). Las 24 horas del día se nos quedan cortas entre el trabajo, gimnasio, niños… llegas a casa y te pones a preparar comidas y en la que te das cuenta ya se ha pasado un día más, ¿os resulta familiar?

Queremos cuidarnos, nos gustaría comer bien, pero la falta de tiempo nos destroza nuestras buenas intenciones. Pensamos que para comer bien hace falta pasarse muchas horas en la cocina, pero por suerte, a medida que aumenta la conciencia sobre los beneficios para la salud de cuidarse, en los supermercados surgen respuestas a estas demandas.

Comer rápido no significa comer mal. ¿Cuántas veces vamos apurados y compramos cualquier cosa con tal de no perder tiempo cocinando demasiado? Hoy os dejamos algunas ideas para esos días, con los que podemos comer rápido, sano y cuidando tu salud.

Opciones de productos “Fast Good” para tener siempre en casa:

Tortillas integrales: coloca sobre una tortilla integral, un poco de queso crema, unas hojas de lechuga, unas rodajas de tomate finamente cortado, unas lonchas de jamón, hojitas de albahaca, sal, pimienta. ¡Enrolla y listo!

Fast good

Hummus: este puré de garbanzos con toque cítrico es nuestra forma favorita de tomar legumbres, y lo podemos acompañar con crudités de verduras (vegetales como zanahoria, pimiento, apio, pelados y cortados en forma de bastoncitos) o también podemos tomarlo con tostadas integrales.

fast-good

Gazpacho: en verano nunca falta en casa. Esta “sopa” fría con base de tomate es una fuente increíble de vitaminas y antioxidantes. Si se hace en casa mucho mejor, pero es bastante más laborioso, y si lo que nos falta es tiempo, podemos encontrarlo en cualquier supermercado y está riquísimo. Puedes acompañarlo de una guarnición compuesta de tomate, pimiento, pepino y cebolla muy picados.

Fats-good

Plato listo en 7 minutos: En una bolsita como las de Findus 350kcal tenemos un plato único y equilibrado de arroz integral con verduras y pollo. Solo hay que verter la bolsa en una sartén a fuego medio (sin aceite), remover durante 7 minutos.

También hay noodles con pollo y verduras,  y pasta con verduras y pavo. Así es fácil disfrutar de un sabroso plato saludable controlando las calorías (350kcal por ración de 350g). ¡Está muy bien!

Otra opción Fast Good es comprar bolsitas de lechuga limpia y preparada. Hay muchas mezclas y variedades. Nuestra madre es de las que dice que una lechuga entera rinde mucho más que una de estas bolsitas, y tiene toda la razón, pero la comodidad de llegar a casa y tenerla limpia y cortada a veces viene muy bien.

Montarás una ensalada rápidamente combinándola con algún resto que tengas por la nevera. Puedes aprovechar cuando cocines algo, para hacer un poco más de cantidad, así siempre podrás hacer una ensalada en un abrir y cerrar de ojos con las sobras de otros días. Algunos de los alimentos que podemos tener preparados y que dan mucho juego:

Sobras de pollo o verduras
Atún al natural
Pasta/quinoa/garbanzos cocidos
Huevos duros
Encurtidos (Pepinillos, cebolletas en vinagre)

fast-good

Como veis, opciones que te sacan de un apuro, que se preparan en menos de 10 minutos y sin tener que recurrir a la comida basura.

Que la falta de tiempo no sea un problema a la hora de comer bien durante todo el año, y así además nos podremos olvidar de la “Operación Bikini” para siempre.

Precisamente Findus ha hecho un estudio sobre las mujeres y la “Operación Bikini”, que revela que 7 de cada 10 mujeres españolas reconocen haber hecho dieta antes del verano.  Aunque saben que lo más importante sería cuidarse día a día y adoptar hábitos más saludables, la realidad es que la “Operación Bikini” se repite año tras año.  Cuidarse no debería reducirse a un par de meses antes del verano, debería ser un estilo de vida, y hoy en día contamos con muchas opciones para poder seguir hábitos saludables sin tener que dedicar una gran cantidad de tiempo. ¡Ya no hay excusas para comer mal!

¿Qué otras opciones “fast good” rápidas y fáciles añadirías para comer bien?

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *