Chips de Kale

Hoy, 15 de enero de 2018, dicen que es el Blue Monday, el día más triste y deprimente del año.

La teoría se basa en diferentes variables: el clima de “frío polar”, la (dura) cuesta de enero, el tiempo que ha pasado desde que acabó Navidad (con la nostalgia correspondiente) y los propósitos de año nuevo (que pasados quince días no se han cumplido).

Nosotras hemos decidido que hoy será un estupendo Green Monday, que nadie va a amargarnos este lunes, y eso no nos ha resultado nada complicado teniendo estas chips al alcance.

Lo que vamos a usar para estas chips vegetales será Kale. La col kale es un tipo de col rizada que se encuentra incluida dentro de la familia de las coles. Tiene muchísimas propiedades, aunque destaca por su gran cantidad de calcio y su poder antioxidante.

Aquí el paso a paso de nuestra versión de los famosos chips de Kale, unos chips crujientes, sabrosísimos, y además súper ligeros y saludables.
Ingredientes:
200 g de col Kale
1 cucharada sopera de aceite de oliva
1 cucharadita de postre rasa de sal
Especias (Podéis usar las que más os gusten). Nosotras hemos usado:
2 cucharadas soperas de levadura nutricional (el “queso” vegano, de venta en herbolarios) Opcional
1 cucharadita de orégano
1 cdta de café: de cayena (picante)
PASO 1: Quítale el tallo a la col rizada “Kale” si la has comprado entera. Cortala en trozos medianos del tamaño patatas fritas de bolsa. Si has comprado kale en bolsita ya está preparada y te ahorras este paso.
PASO 2: Lava bien la kale y escúrrela bien hasta que quede seca.
PASO 3: Impreglala con una cucharada sopera de aceite de oliva y masajeala con las manos. Sí, como lo lees. Dale cariño, para que también sea menos lunes para nuestra col (además de que es la mejor manera de llegar a cada rincón de las hojitas).
PASO 4: Dales sabooor! Elige las especias que más te gusten y masajea de nuevo. Nosotras hemos puesto orégano, levadura nutricional (el “queso vegano” de venta en herbolarios), sal rosa y un punto picante con cayena. Podéis poner curry, comino…lo que queráis.
PASO 5: Expande en una bandeja de horno sin que se toquen las distintas hojas entre sí. Si es necesario, hacerlo en dos tandas o en dos bandejas.

PASO 6: Hornea a 180º a mitad altura durante 8 minutos.

Como sabéis cada horno es un mundo, vigila hasta que estén doraditos pero cuidado que no se quemen.

PASO 7: Deja enfriar 5 minutos antes de zampártelos a dos manos.

A disfrutar!! Feliz Lunes 😉


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *